Considerado como el alter ego de Mankell (tiene su misma edad, comparte su afición por la naturaleza y la ópera y sufre por la maldad en el mundo), Wallander

Es inspector de policía en la pequeña localidad de Ystad, cerca de Malmö, en el sur de Suecia. El melancólico y simpático policía protagoniza toda una serie de novelas negras que han alcanzado gran notoriedad internacional, hasta el punto de que cuenta con su propio club de fans en inglés. En la novela Los Perros de Riga se especifica que fue aceptado en la Academia de Policía en 1967, en contra de los deseos de su padre, aunque sigue sin saber el por qué de su oposición.